Érase una vez…. La boda de I&Y (I)

Katia Dasi Fotografia - Boda I&Y-216

¡Muy pero que muy buenos días!

Mucha gente me pregunta, cómo me casaría yo, después de ver tantas bodas. Sieeeeempre digo lo mismo: en octubre, con el cambio de hora, a medio día para que brille el sol (cosa que en Valencia suele pasar hasta en Diciembre) y a las 18.00 de la tarde encender velas por todas partes. Me suelen preguntar si no me da miedo que llueva, pero primero, me dan más miedo los 50 grados a la sombra de agosto y que el novio se me derrita, y siempre pienso que si tiene que llover lloverá, y segundo:  de aquí a que encuentre a ese que estará al final del pasillo vestido de traje negro digno de gala de los Oscar, el cambio climático puede haber dado la vuelta a las estaciones.

Yo me casaría así, seguramente no sea la mejor de las ideas, pero es como lo haría yo, y si algo tengo claro por encima de todo, es que el día del “Sí, quiero” debe ser de los dos y de nadie más. Así que hacedlo como os de la real gana, que para eso es vuestro día.

Y eso hicieron I&Y. Montaron una boda de cuento. En serio. De cuento. Si Walt Disney levantara la cabeza les montaba una atracción en su honor en Disneylandia. La ofició un Hada Madrina, y sonriendo estaban, Cenicienta, Blancanieves (con cada uno de los enanitos) Shrek y Fiona o Alddin volando con su alfombra de aquí para allí. ¡Pero si estaban hasta Pinocho y Geppeto!

Fue una boda familiar, donde todos y cada uno de los invitados se involucró para hacer de ese día, algo realmente inolvidable.

A Yaisa la terminaron de convertir en toda una princesa Bigudies a los pelines y Ana Albiol a las brochas. El taller de Clo convirtió un simple jardín en un lugar majico lleno de capazos de mimbre a rebosar de flores y Catering Cinco puso esa coimda que hace que te quieras chupar todos los dedos de la mano.

Las emociones las pusieron los padres de los novios, y de ellos mismos (cada vez que me pongo a recordar lo que se dijeron el uno al otro, se me ponen a saludar todos los pelillos, así para arriba). . La madre de la novia cantó a capella, hubo una representación en forma de cuento sobre cómo se habían conocido, y no pude reírme más y poco antes de que terminara el “si”, todos los invitados, se fueron levantando para ponerse delante de los novios, y darles las gracias “Mirad lo que habéis conseguido. Estamos todos aquí para daros la enhorabuena y celebrarlo con vosotros. Gracias por hacernos formar parte de esto” dijeron.

Esta de hoy, es sólo la primera parte de todo lo que viví aquel día. Dar las gracias se queda corto, porque creo que nunca volveré a vivir una boda como la vuestra. Me emocionasteis desde el principio hasta el final. Cada vez que hablamos, cada foto que me mandáis, cada vez que os veo….Señores, son ustedes muy grandes. Y si, me hicisteis volar (aunque el vuelo de verdad, sigue pendiente…eh?)









¡Espero que os haya gustado!

Katia

2 comentarios sobre “Érase una vez…. La boda de I&Y (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s